Pausa en el ritmo de las sesiones de meditación Pausa en el ritmo de las sesiones de meditación

Pausa en el ritmo de las sesiones de meditación

Anais Anais

La práctica de la meditación requiere cierto rigor y asiduidad casi diaria.

Sin embargo, es completamente normal hacer pausas en esta nueva rutina que has creado para ti. No te culpes, sólo presta atención a los pensamientos y emociones que esta situación genera en ti. ¿Cómo te sientes ante la perspectiva de empezar a meditar de nuevo? Deja que esos pensamientos positivos o negativos se desvanezcan lentamente.

Deja espacio para la motivación profunda que te llevó a empezar a meditar en primer lugar?

Vuelve a lo más concreto: la práctica.

Puedes continuar donde lo dejaste en las sesiones del Petit BamBou, o retroceder un poco si lo sientes necesario, o incluso empezar un nuevo programa. No pierdas el tiempo en análisis, vuelve a escuchar el momento presente.

También puedes disminuir el ritmo de las meditaciones formales y aumentar la frecuencia de las informales, en pequeños momentos de tu vida.

Agregar comentario

Inicie sesión para dejar un comentario.